HUASCAR



No creo que descubra ningún secreto si comento que las relaciones entre el Perú y Chile no son todo lo amigables que deberían ser entre dos países vecinos. Son unas relaciones que aunque intentan parecer normales no lo son, en seguida y por cualquier cosa se recuerdan hechos acaecidos ciento y picos años atrás, se desempolvan agravios que se creían enterrados y se acusa al vecino de estar detrás de todos los males. Y claro no se deja de aprovechar la ocasión para meter el dedo en el ojo al “querido” vecino.

Tras el reciente terremoto ocurrido en Chile, las primeras páginas de los periódicos peruanos podríamos pensar que estaban llenas de noticias sobre la catástrofe ocurrida en el país vecino, como se desarrollaban las tareas de rescate o relatos de peruanos que viven en chile y han sufrido el temblor, pero no, todos los periódicos , sin excepción desde los mas serios, Peru21, el Comercio, la Republica hasta el colorista Trome, todos tenían en primera pagina una foto del monitor Huáscar y la leyenda ni el terremoto es capaz de hundirlo. Incluso conociendo el provincianismo y ombligismo de la prensa peruana creo yo, que esto es pasarse.

Pero hagamos un poco de Historia. Hacia mediados del siglo XIX (1864), El Perú se encontraba en guerra con España. La marina de guerra peruana, no era capaz de enfrentarse a la flotilla española y el gobierno del Perú encarga en el Reino Unido la construcción de una serie de naves para, poner fin al bombardeo de la escuadra española de los puertos peruanos. Tras varios meses de trabajo, los británicos entregan a la marina de guerra del Perú, su nuevo barco un cañonero, que llevará como nombre Huáscar, uno de los hermanos de Atahualpa. El barco fue botado en 1865 y tras un viaje lleno de incidencias, que incluyen un par de amotinamientos de la tripulación británica, varias paradas, un par de cambios de comándate del barco y una guerra civil en mismo Perú, arribo al Callao en 1868. Ese mismo año la nave recibió un nuevo comandante, Miguel Grau. Ni la nave, ni su flamante comandante eran concientes del heroico destino que la historia les tenia reservados.

El Huáscar, ya haciendo historia tuvo un importante papel, en la guerra Anglo_peruana que le enfrento a la escuadra inglesa del pacifico. Pero sin lugar a dudas donde el Huascar y su comándate forjaron su leyenda fue en la llamada Guerra del Pacifico. Tras la captura de Valparaíso por los chilenos, el Perú declara la guerra a Chile y el Huáscar que ya se hallaba gozando descanso al borde del retiro, fue reartillado y su antiguo comandante Grau, dimitió como diputado y volvió a tomar el mando de su nave. Con Grau al mando, el Huáscar se convirtió en el barco de la marina peruana que mas problemas y más daños causa a la flota chilena. Tan es así que debido a las victorias del Huáscar sobre cualquier nave chilena que le salía al paso, provoco la destitución del jefe de la marina de guerra chilena. Tras estas derrotas chile movilizo toda su flota para la captura del barco Peruano. El Huascar fue interceptado por la armada chilena en punta Angamos el 8 de octubre de 1979. Tras un combate de hora y media, donde murieron 33 tripulantes del Huascar incluido su comándate Miguel Grau, y pese a los intentos de la tripulación peruana por hundirlo el Huáscar fue capturado por la armada chilena.

Tras ser capturado por Chile, paso a formar parte de la armada chilena, participando activamente de lado chileno en la guerra del pacifico y en otros acontecimientos posteriores.

Actualmente el Huáscar es un barco museo que honra a los marinos de los dos países que murieron en el y se encuentra en la base naval de la armada chilena de Talcahuano en la provincia de Concepción.

Así es como el navío pasó a convertirse en uno de los símbolos peruanos y su comandante en el Héroe nacional por excelencia

Comentarios