CUMPLEAÑOS




Es en días como estos en los que te das cuenta lo que ha cambiado este país. No se si para bien o para mal, pero ha cambiado.

Hablando con amigos que tiene hijos u oyendo conversaciones en el trabajo te das cuenta que por ejemplo la celebración del cumpleaños de los niños de ahora es toda una operación de Alto Estado Mayor. Oyes las conversaciones o te cuentan y de verdad piensas que celebrar un cumpleaños no puede ser tan complicado, que si en el Burger con sus menús infantiles sus payasos y sus coronitas de papel, que si en el salón comunal del edificio donde viven pero entonces hay que encargar un catering, y al mago para que los niños no se aburran y se lo pasen bien. O por que no ir al “alienaniños” Mall donde hay, no solo payasos e ilusionistas sino también piscinas de bolas y unos jardines donde los niños pueden corretear y ser vigilados por los padres desde el adjunto bar. O quizás le hagamos una fiesta en el zoo, junto con los delfines. Como se ve, todo un mundo de posibilidades. Eso sin hablar de que ya incluso se hacen invitaciones para invitar los otros niños a la fiesta de cumpleaños, o se envían correos por email o se llaman a los móviles.

Y Además toda una historia que si claro a mi niño o niña le han invitado a la fiesta y ya he hablado con la madre para ver que tipo de disfraz es el que debe llevar o que puedo regalarle, que le hace falta o le gusta, o que si hay algún problema para que mi niño vaya con la chica que limpia en casa, que yo salgo tarde del trabajo y no le puedo acercar.

Como veis toda una tarea ardua y difícil. Nada que ver como cuando en días como hoy mi madre preparaba mi fiesta de cumpleaños. Recuerdo que el día anterior, mi madre había comprado una bolsa de caramelos Sugus, para que los llevase a clase y los repartiese entre los demás niños y el consabido “No se te olvide entregarle uno a la profesora” y allí estabas tú mas feliz que unas castañuelas dando los caramelos a los niños. Luego junto con 4 o 5 a los que tu mismo les habías dicho de palabra que se acercarán a tu casa al terminar la clase, hacías una pequeña fiesta. Tu made que, había ido a buscarte a la puerta del cole, lo confirmaba con las madres del resto de los niños mientras esperaban nuestra salida. Llegabas a casa y la mesa del salón estaba abierta con sillas a ambos lados y en medio de la mesa, dos bandejas con sándwiches, dos platos de patatas fritas, una botella de coca-cola y otra de fanta de naranja. No se para vosotros, pero para mi todo aquello se me asemejaba un festín. Hablamos de una época donde el pan de molde era un lujo y ver dos bandejas llenas de aquel blanco pan, era una fantasía hecha realidad. Tu madre, se había pasado toda la mañana preparando la merienda e incluso había sándwich de dos clases de foie-gras, de la marca mina la única que en realidad existía y de foie-gras con rodajas de mortadela. Mientras esperabas que llegasen tus amiguitos, tu madre te vigilaba y te decía, ni se te ocurra comerte uno que están contados, cuando veía que te acercabas demasiado a la mesa. Al final llegaban tus amigos, esos mismos a los que acababas de ver en clase, sus mamas te deban un beso y te deseaban feliz cumpleaños. Los niños impacientes, nos sentábamos alrededor de la mesa, y tras llenar los vasos del refresco, otro lujo, deseado empezábamos atacar aquellas maravillas. Ningún niño te regalaba nada, era un cumple y no la ocasión de poner a alguien en un compromiso. Después de un rato, como mucho 1 hora llegaba el momento de la tarta, se apagaban las luces, se encendían las velas, entonces tu soplabas las velas. Tus amigos aplaudían y te cantaban el feliz cumpleaños, después a todo el mundo le correspondía un trozo de tarta. Luego poco a poco, tus amiguitos se iban yendo hacia sus casa, “que dentro de un rato viene mi marido y tengo que hacer la cena” decían las madres. Tu les dabas las gracias por venir a tu fiesta y les decías que mañana les verías en clase.

No se como celebrarían los cumpleaños, niños de otras clases sociales o de otros lugares de España, pero puedo decir que así es como se celebraba en los años 60 y 70 en un barrio de clase baja en Madrid. Así eran mis cumpleaños en tal día como hoy.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
joo.felicidades!!!!!! a ver si aora sale....
tres veces ya!!!!!
ere sun ttipo sincero, simpatico, cariñoso...leal....m gusta hablarte y m rio unmontron ctgo.
asik..ahi va eso...felicidades d p
arte d cada ymia...besitos!!!!
mar y cada
JCM_MAD ha dicho que…
muchas gracias a las dos. Sois estupendas
charada2 ha dicho que…
Ay, amigo mío! El día de tu cumple y yo tan ocupadísima. Pero aquí estoy para felicitarte otra vez y dejar mi huella indeleble en este blog que prácticamente vi nacer. A ti no, a ti no te vi nacer porque tú lo hiciste antes que yo.

Eres un tipo genial... de los que pocos se encuentran. No sé la suerte que tengo de que estés pendiente de cada movimiento mío y velando como un amigo de verdad. Que te quiero, tío. Gracias en tu cumple un año más.
JCM_MAD ha dicho que…
Amiga, cuanto me alegra verte por aquí, aunque sea accidental.

Muchas gracias

Y sabes que te sigo esperando
carmen ha dicho que…
Vaya un poco tarde para felicitarte por tu cumpleaños pero no lo sabia...un beso me has recordado los mios cuando era pequeña..
Carmen
JCM_MAD ha dicho que…
Gracias querida.

me hace muhca ilusión verte aquí. Y mas vale tarde que nunca

Un beso

Entradas populares de este blog

SEPIA CON SOBRASADA

REACCIONES