GRANO




Pues este domingo, tenemos elecciones en España, autonómicas y locales. Poco se puede decir, parece que esta claro que el PP va a arrasar en todos y cada uno de los lugares. Ganado no solo en los lugares en los que ya gobernaba, sino también quitando al PSOE ciudades tan importantes como puede ser Sevilla o Zaragoza. Incluso a nivel autonómico uno de los feudos tradicionales del PSOE, Castilla-la mancha corre peligro de caer en manos del PP.

Digamos desde aquí que en principio no me parece mal que se produzca alternancia de poder, que no creo que sea bueno que un partido este 20 años gobernando sea donde sea, ya sea en una ciudad o en una autoria. Pero de ahí a pasarnos con armas y bagajes al enemigo hay un trecho. Es triste como por ejemplo aquí en Madrid donde vivo y sufro, el PP no solo revalida su mayoría no solo a nivel local y autonómico sino que la amplia aun más. Claro, me diréis es por la crisis, voto de castigo al gobierno. Y para mi ese es el problema, no estamos votando por cambiar de presidente y partido gobernante, estamos hablando de votar a nuestro alcalde y presidente autonómico. Por mucho que gane el PP, Zapatero seguirá en la Moncloa el próximo día 23, por mucho que lo deseen al ganar el domingo 22 no se convertirán en el partido de gobierno. En esta campaña anodina como pocas que estamos pasando aparte de los habituales insultos hemos oído muchas veces las palabras crisis, parados, terrorismo, bancos, España y muchas otras rimbombantes, a cambio hemos oído pocas ideas acerca de cómo tiene que ser nuestra ciudad, que tipo de ciudad queremos, cuantos parques y residencias de ancianos son necesarias, si apostamos decididamente por la bicicleta como medio de transporte o no, si luchamos contra la contaminación ambiental o seguimos haciendo trampas a la hora de medir y presentar los indicadores. No hemos oído nada sobre subidas de impuestos y tasas municipales, no hemos oído nada sobre que obras se acometerán los próximos años en la ciudad o sobre la privatización de espacios y servicios públicos. A unos por que no les interesa y a los otros porque su mensaje no tiene fuerza.

Y en esas estábamos con unos oliendo el poder y otros temiendo perderlo cuando un pequeño movimiento que en principio no parecía ir a ninguna parte, se ha hecho hueco en esta campaña y esta ocupando todos los telediarios y primeras paginas de los periodicos. Lo que en principio no parecía mas que otra manifestación donde jóvenes y no tan jóvenes mostraban su descontento con la situación actual, donde gritaban su impotencia, donde mostraban su disgusto con que los pagadores de la crisis fuesen lo mas necesitados, donde le decían al poder, fuese del color que fuese, que no querían mas recortes en los servicios sociales para ayudar a los mercados, que no nos gusta que gente corrupta nos represente, lo que parecía como decía una manifa mas se ha ido convirtiendo poco a poco en un grano que si no va a llegar a ser molesto es por que se ha hecho visible demasiado tarde.

El centenar de jóvenes que tras la multitudinaria manifestación del pasado domingo y que se celebro además de en Madrid en mas de 50 ciudades de España , decidieron acampar en la plaza mas emblemática de Madrid, la puerta del sol y que tras su desalojo por la policía se han convertido en unos miles que han vuelto a tomar la plaza, les están diciendo a los políticos, algo que estos son incapaces de ver, que no nos gusta lo que están haciendo y que otro mundo es posible, que no nos gusta que se estén riendo de nosotros delante de nuestras narices y encima tengan la desfachatez de decir que hablan en nuestro nombre. Es un movimiento abigarrado y heterogéneo que mezcla a estudiantes, “jóvenes ni-ni”, y jubilados acompañados de sus nietos, parados, profesores universitarios, fotógrafos, informáticos, ecologistas, acratas y restos del naufragio de la izquierda. No os miento si digo que no estoy de acuerdo con todos sus eslóganes y todas sus pancartas, de hecho creo que el poder horizontal solo funciona en grupos pequeños y lo digo con conocimiento de causa, que es el tipo de relación que mantenemos en LTBC y en el grupo de consumo y realmente no es viable para empresas mayores, tampoco estoy de acuerdo con algunas de sus ideas políticas, pero si comparto con ellos el fondo de critica que hay hacia la actual política de los gobiernos, vendida descaradamente a los mercados. Y no solo eso, tengo bastantes amigos que están entre los acampados y solo espero que llegue el fin de semana y poder disponer de tiempo para pasarme un rato por sol y compartir con ellos la experiencia.

Pero quizás me equivoque, y no tenga razón en lo que no llegue a incomodar, igual y solo igual la gente se da cuenta que de verdad esta en nuestra manos no comprar la moto que nos están vendiendo y que somos nosotros y solo nosotros los que podemos plantear un futuro distinto.

En la imagen el cartel de la manifa del domingo

Comentarios

Entradas populares de este blog

SEPIA CON SOBRASADA