CANCER




Comente hace poco en una entrada, como a N. una buena amiga mía le habían tenido que extirpar el pecho derecho debido a un cáncer, esa amiga sigue ahora en tratamiento recibiendo quimioterapia siguiendo las dosis e indicaciones de los médicos. También creo que comente que provengo de una familia donde el cáncer es uno más, y que el último que lo sufrió fue mi padre, que se recupero estupendamente de la operación, de la quimio posterior y que ahora lleva una vida sana y plena. Hay que decir con respecto a esto que no somos conscientes de la suerte que tenemos de vivir en un país donde la medicina esta suficientemente avanzada y extendida la cobertura para que cualquier paciente que sufra de cáncer pueda ser tratado sin necesidad de salir del país e incluso tengamos uno de los centros de referencia mundial en la detección, tratamiento y estudio de esta enfermedad.

Viene esto ultimo a lo acontecido con el presidente de Venezuela comandante Chavez. Todos los periódicos anuncian que Chávez sufre de cáncer, que ha sido operado con existo en Cuba, y que tras una breve estancia en Venezuela para asistir a las fiestas del bicentenario, ha vuelto a Cuba por un tiempo indeterminado, para seguir su tratamiento.
La duda que aquí me surge es que pasa con los cientos o miles de venezolanos que sufren de la misma patología y que no pueden viajar a Cuba para recibir su tratamiento que son todos, salvo el presidente. ¿Es que en Venezuela no hay medios técnicos para tratar la enfermedad? O quizás ¿los médicos venezolanos no tienen el nivel adecuado para tratar esta enfermedad? Si la respuesta a alguna de estas preguntas es afirmativa, creo que habría que revisar profundamente el sistema de salud venezolano. Y si la respuesta a estas precuentas es que si hay medios y el personal esta sobradamente preparado, ¿La siguiente respuesta es por qué el presidente se ha ido a otro país a tratarse? Que conste que haría las mismas preguntas si el que estuviese siendo tratado en un país extranjero fuese el rey de España.

Y volviendo a España, no se si habéis seguido la historia de ese senador – ¿por cierto alguien sabe para que sirve el Senado? que, acompañado de su hijo y de un amigo, salieron a celebrar alguna cosa, después una buena cena regada de buen vino y tras unas copas, decidieron los tres irse a una sauna en la madrileña zona de Azca. Las saunas en esa zona son una forma elegante de decir Puti-club. Allí y visto que el trío se dedicaba a molestar a las trabajadoras del local, el dueño del mismo decidió echarles a la calle. Ante la negativa del “señor” senador y sus acompañantes, el dueño decidió llamar a la policía. Se acerco una patrulla y allí empezó el show del senador. Empezó claro con el típico y tópico ustedes no saben con quien están hablando, soy senador y se les va a caer el pelo, les voy a arruinar su carrera. Tras su detención y posterior encierro en comisaría el senador comenzó a gritar a los policías que allí había. Espero que vosotros y todos vuestros hijos muráis de cáncer, ojala el cáncer se cebe en vosotros. Desgraciados, hijos de puta. El punto final fue la rueda de prensa posterior, donde como toda defensa dijo, a quien no le ha pasado algo parecido alguna vez.

Lo que mas me llama la atención de la historia del senador no es que este “señor” fuese en todo momento un ejemplo de saber estar, de lealtad a las instituciones y respeto a su cargo, a las mujeres y a si mismo, sino esa especie de maldición que profirió contra los policías, deseándoles a ellos y sus descendientes que muriesen de cáncer.¿Por que de cáncer? ¿Aún seguimos pensando que tener esta enfermedad es sinónimo seguro de muerte? ¿No sabemos que cada año que pasa, se vencen mas formas de cáncer y que si es cogido en forma temprana, su tasa de supervivencia pasados cinco años es cerca del 90%?¿ O acaso seguimos pensando que es un castigo bíblico por los pecados cometidos?

Comentarios

BENHUMEA ha dicho que…
Me gustan mucho tus entradas que me ponen a pensar, el are de salud hacen a un pais fuerte, en el mio el 98% de las personas tienen atencion medica y medicamentos gratuitos asi como atencion de ciertas enfermedades (pero aun no todas) aun asi la gente detesta al presidente que logro esto, aun me resulta incomprensible que es lo que hace las personas suceptibles a padecer cancer, pocas personas aqui a mi alrededor lo padecen, me atrevo a decir que en Mexico no es una enfermedad que se mire continuamente si no mas bien una enfermedad que ataca a pocas personas, y aunque los tratamientos ofrecen esperanza de vida y hasta recuperacion del enfermo, la ignorancia es tan grande aun que la mayoria de los muertos por cancer nunca supieron que padecian la enfermedad... que duro todo esto, lmucha buena vibra a tu amiga en los momentos dificiles, para ti un beso¡