EMPANADILLAS AL SECRETO

Este mes una receta para aprovechar todos los restos de vegetales que tenemos descabalados por el frigorífico y sin saber muy bien que hacer con ellos. Sirve cualquier verdura que tengamos en el mismo y no sepamos muy bien que hacer con ella

Ingredientes.

Un par de hojas de espinacas que se quedaron huérfanas.
Un par de pencas de mis odiadas acelgas y que no se que hacer con ellas.
Media cebolla que quedo allí después de la última receta.
Unas hojas de lombarda que juntamos con las más recientes de repollo.
Un nabo que aún resiste
Esa remolacha que ya no sabemos como comer
Unos ajetes (los más dignos).
Aceite
Sal
Pimienta
1 cucharada de Curry
Cardamomo – opcional
1 paquete de nata para cocinar
1 paquete de obleas de empanadillas

Preparación

Pelamos el nabo y la remolacha. Los partimos en los pedazos más pequeños que podamos.
Picamos el resto de las verdurasmuy finamente. Para esta operación nada mejor que utilizar el accesorio de la batidora que nos deja la verdura picada a nuestro gusto.

Mezclamos todas las verduras en un bol, salpimentamos.

Ponemos un poco de aceite en la sartén, no mucho solo una cucharada, y cuando este caliente (fuego medio) añadimos las verduras. Tapamos con la tapa de una cacerola.

Removemos de vez en cuando, dejamos durante 10 minutos.

Mientras en un mortero majamos el cardamomo (opcional).

Añadimos la nata a la sartén, removemos hasta que se mezcle bien. A continuación añadimos el curry y el cardamomo (opcional), probamos de sal y dejamos cocer otros 10 minutos.

Mientras en la bandeja del horno, ponemos un poco de papel de horno y vamos poniendo las hojas de la masa de empanadillas.

Con una cuchara sopera, vamos rellenando las empanadillas. Las cerramos en forma de flor, esto es hacia arriba. Una vez las tengamos todas rellenas y cerradas, con un pincel le damos agua a todas, solo un poco, no hace falta ahogarlas. Si queremos que queden brillantes cambiamos el agua por clara de huevo

Introducimos nuestras empanadillas en el horno que habremos precalentado a 200º. Las tenemos durante unos 20 minutos.

Se despegan con cuidado de la bandeja y se ponen en una cuscusera para aumentar el aspecto oriental. Ideales para compartir con amigos y una cerveza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SEPIA CON SOBRASADA