RÍO





Ya se, ya se que la actualidad manda y que todos vosotros, querríais saber mi opinión sobre la jornada electoral de ayer y de mi silencio la semana pasada respecto a la campaña electoral. Respecto a lo primero, pues nada el pueblo ¿sabio? ¿Libre? y ¿soberano? ha hablado y de su boca ha salido la ¿solución? para los males que aquejan a esta sociedad enferma, caduca y decadente. La profecía se ha cumplido como no podía ser de otra forma. En relación a la semana pasada deciros que le trabajo me ha tenido bastante ocupado y que no he podido dedicarle tiempo a esta vuestra bitácora.

Esta entrada por lo tanto la quería haber escrito la semana pasada, pero como digo no fue posible, así que aprovechando que hoy tengo un ratillo os suelto el rollo.


Recuerdo la primera vez que vi el gran río, lo recuerdo como si fuera ayer, era mi primer viaje al Perú, acabábamos de entrar en el continente americano, y tras la sucesión monótona del azul oceánico, empezaba la sucesión monótona del verde amazónico. Miras por las ventanilla del avión y solo ves grandes cúmulos de nubes tormentosas en el horizonte y el verde de la selva bajo ti. Pasa una hora, vuelves a mirar y ves el mismo cúmulo más grande, más gris y más cercano. Miras hacia abajo esperando ver igualmente el manto verde, pero algo llama la atención. Ves una gran cicatriz de color oscuro que serpentea por la selva, que se divide en múltiples brazos, que se vuelve a unir kilómetros mas abajo. Y automáticamente sabes que estas viendo el gran río amazonas.

Unos tres años más tarde A. y yo nos fuimos a hacer un viaje por el norte del Perú, Playas, rica comida, paisajes increíbles, ruinas fascinantes y como fin de fiesta unos días en una laguna formada por un brazo del Amazonas. Cabañas al lado del río, paseos en canoa, baños reconozco que al principio con algo de miedo en pequeños riachuelos o grandes afluentes, y Tilapia para comer.

Por ultimo en nuestra ultima visita hicimos un viaje junto con los padres de A. por la selva central peruana y allí me volví a encontrar con el gran río, volví a bañarme en sus aguas, a meterme en cascadas que tenían fieros nombres, la del león, la del puma, la del tigrillo pero también en este viaje conocí a unos nativos, nativos amazónicos, los Asaninkha. Estábamos de visita por sus tierras y decidimos ver uno de sus poblados, allí no enteramos que por unos pocos soles podías alojarte un par de noches con ellos, nos tienta la idea aunque al viajar con mis suegros hace que esto no sea posible, compartir su comida e intervenir en sus reuniones ceremoniales y comunales. Una de estas ultimas se esta celebrando ese día, nos invitan a participar, nos sentamos junto con ellos en la gran choza comunal, en circulo, la gente habla pausadamente, las gallinas picotean a nuestros pies, los niños juegan afuera de la choza, nadie grita, todo el mundo expone su opinión, muchos de ellos hablan en su idioma y no les entendemos. Se decide que medidas tomar si el gobierno sigue sin hacerles caso, si el gobierno sigue vendiendo su tierra sin consultares*, si el gobierno sigue sin tomarles en cuenta. La reunión termina, visitamos el mercadillo y me nombran en una sencilla ceremonia jefe simbólico de los Asaninkha, me prestan su tocado de gala, sus ropajes festivos. Mi cara se llena de símbolos realizados con una pintura roja, que luego descubro no podré quitarme en dos días, rayas, puntos y círculos llenan mis mejillas he indican que he sido aceptado como miembro de los Asaninkha. Ya se, que seguro lo hacen con todos los visitantes que llegan pero yo me siento muy honrado y orgulloso de pertenecer a un pueblo tan noble y luchador como este.

Brasil 2011, el gobierno decide construir una presa en el río amazonas, será la segunda presa mas grande del mundo después de la presa de las tres gargantas en China. Las cifras como siempre en estos proyectos marean, millones de metros cúbicos de hormigón, cientos de metros de largo, decenas de metros de alto, miles de trabajadores durante como poco 5 años, miles de kw hora producidos que permitirán a la pujante economía brasileña poder responder a todos los desafíos planteados. Millones de hectáreas de selva inundadas para siempre, millones de cientos de toneladas de lodo serán todos los años sacados del fondo de la presa y depositados en basureros creados al efecto, decenas de pueblos desplazados y afectados, pueblos no contactados serán contactados y con ello su modo de vida variara para siempre y los Asanikha afectados. Porque esta presa proyectada en el Brasil, afectara a tierras de este pueblo que vive en el Perú, un pueblo que vera como sus tierras de cultivo, las tierras de donde sacan sus medicinas, las tierras en las que cazan, en las que reposan sus antepasados y donde viven sus dioses, las tierras que por derecho les pertenecen, las tierras que necesitan del permiso de todo el pueblo para ser vendidas o explotadas son inundadas para satisfacer el ansia del hombre blanco y ni siquiera serán compensados.


* Hace 2 años, hubo una serie de revueltas porque el gobierno sin consultar como es obligatorio con los pueblos indígenas ya que estos son los propietarios de las tierras, había decidido explotar estas tierras de las que no es dueño cediéndolas a las multinacionales petroleras, entre ellas se encuentra Repsol

Comentarios

Entradas populares de este blog

SEPIA CON SOBRASADA

REACCIONES