179



179, un número como otro cualquiera, podrían ser 178 o 180 pero no, son exactamente 179. Pero, que es este numero. Empecemos primero por lo que no es. No es el numero del gordo de la lotería, tampoco es un año famoso, ni el aniversario de algún acontecimiento de renombre universal. Por otro lado tampoco es un elemento de la tabla periódica – aún-, ni un numero cabalístico y por no tener no es un numero mágico, pero cuando lo vi y me entere de su significado, para mi se lleno de sentido y paso a ser un numero muy importante.

Puede que os estéis preguntando, joder que tio mas pesao que nos diga que significa ese numero y ya esta, pero permitidme que mantenga un poco mas el misterio. Primero me gustaría comentaros algo sobre otro numero o mas bien sobre la relación 1/3. Esta relación indica la cantidad de productos que debemos producir para que lleguen a nuestra mesa, me explico. Para que un kilo de naranjas llegue a nuestra mesa es necesario producir 3, ya que dos kilos se pierden. ¿Dónde se pierden? El primero de ellos directamente en la producción y almacenaje, y el segundo de ellos en la distribución y esto se ha comprobado así con todos y cada uno de los insumos que encontramos en el mercado. Da lo mismo, que sean manzanas, que espárragos que pescados.

Y dentro del kilo que llevamos a casa, esta la cantidad que indicaba antes. O quizás sea a la inversa no lo se, pero179 son los kilos de alimentos en buen estado que cada europeo tira a la basura anualmente. Y no me estoy refiriendo a la basura que todas las noches sacan los supermercados llenas de productos perfectamente comestibles, sino a la basura que tiramos todos y cada uno de nosotros. Esa fruta a la que le han aparecido unas manchitas, ese yogurt al que se le ha pasado la fecha óptima de consumo, ese guiso que metimos en el frigo pensando comerlo mas adelante y del que ya nos hemos cansado, ese producto cuyo embalaje nos llamo la atención pero que al abrirlo no nos gustas.

Al hilo de esto decir que en Europa se gasta más cantidad de antibióticos en vacunar al ganado que en vacunar a las personas, en una relación 2:1 por cada 2 kilos de antibióticos que consumen el ganado, ya sea avícola, porcino, caprino o vacuno, se consume un kilo del mismo antibiótico en vacunar a las personas. Y cada día esta mas claro que la mayor cantidad de antibióticos que entran en nuestro cuerpo es por la ingesta de carne. y ya no es solo un problema de alimentación, sino de salud.

En resumidas cuentas derroche, derroche, derroche. Pero este derroche es el que hace que en el fondo la economía liberal que nos domina, siga funcionando, este derroche hace que las multinacionales de alimentación sigan ganando miles de millones todos los años, este derroche y con la ayuda de la política hace que nuestros productos supersubvencionados y megaprotegidos inunden los mercados y no deban preocuparse de los productos que viene de países del 3 mundo ya que no pueden competir con los nuestros ni en precio, ni en “calidad” aunque estos últimos sean mucho mas baratos, y de un sabor mucho mejor que los nuestros.

Ahora solo tenemos que comparar el derroche en el que vivimos inmersos, haya o no crisis, con la cruda realidad de la inmensa mayoría de los habitantes de este planeta donde conseguir un plato de comida ya es todo un logro y donde claro tirarse no se tira absolutamente nada. Eso por hablar de la gente afortunada y que come diariamente, que si entramos a compararnos con la gente que sufre hambruna… Casi, que esto ultimo mejor no lo hagamos si queremos seguir sosteniéndonos a nosotros mismos la mirada en el espejo cuando nos lavamos por la mañana.

Y todavía existen Maltusianos por el mundo.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
quizas deberiamos replantearnos muchas cosas..

Entradas populares de este blog

SEPIA CON SOBRASADA