RETROCEDIENDO

Según se lee en el Necronomicon libro maldito escrito en el siglo IX por el sabio árabe loco, Abdul Al-Hazred y corrobora posteriormente Nostradamus en su séptima centuria “Llegaran tiempos futuros en que los hombres clamaran contra el innombrable, y de las profundidades oscuras surgirán horripilantes seres olvidados en el tiempo y en el espacio para volver a esclavizar al humano” y en esta otra “ Solo el dócil sobrevivirá ante los grandes poderes de los oscuros señores, aquellos que no se dobleguen, que no rindan pleitesía a los que no tienen ni forma, ni nombre serán sin misericordia perseguidos y solo el sufrimiento será su recompensa”

Sin ser un entendido en ninguno de los autores citados y aún sin creer en profecías, augurios, quiromancias y demás brujerías, creo que no le falta razón a los párrafos anteriores y que solo pueden ser interpretados de una manera y que los tiempos de los que hablan ya están aquí, y que nosotros somos las personas de las que en esos escritos se hablan.

Creo que no es como dicen los mayas que el mundo se vaya a terminar el próximo mes de noviembre, sino que daremos un gran salto hacia atrás y así acabaremos brindado por un muy feliz 1813. Podéis pensar que exagero, y leer lo anterior con una sonrisa, pero soy sincero cuando digo que nos estamos dirigiendo de cabeza de nuevo hacia la parte mas inmovilista y retrograda del siglo XIX para así de esta forma evitar todos los progresos sociales de los que nos hemos dotado, no sin pelearlos, desde entonces.

Si no es así, podéis explicarme por que siento que cada vez me quitan más derechos y se los dan a “los mercados” y no solo me los quitan, sino que me intentan convencer que ese derecho no era tal, ya que realmente me perjudicaba y en el fondo lo hacen por mi salud y bienestar

Podría hablar de cómo están atacando en un principio sibilinamente como con miedo, para luego una vez que están seguros hacerlo descaradamente la sanidad o la educación publica. Un ataque que tiene como fin el convencernos de que mantener estos asuntos en la esfera de lo publico es un despilfarro y que es mucho mejor que esta “demanda” la cubran compañías privadas, que ya se sabe que lo hacen mucho mejor y mas barato que si se ocupase de ello el estado. Que hay gente que si se privatizan no podrá acceder a estos servicios y sería una desigualdad flagrante. Bueno ya se sabe que no todo en este mundo es perfecto y además la culpa es de ellos por enfermarse o querer educación sin tener medios para pagarla.

Pero hay cosas que me preocupan aun más si cabe. Es por ejemplo el querer mantener a la mitad la población de este país, en un estado de sumisión y dependencia solo por, y ahora si, por motivos ideológicos y religiosos. Abocar a más de la mitad de la población a un estado de eterna niñez, incapaces de poder decidir sobre su propio cuerpo, quitándolas el poder de llevar las riendas de su vida, y humillándolas haciendo que confíen en la buena voluntad de un tercero que las hará pasar por locas o por enfermas sino por ambas cosas a la vez. En un claro ejemplo de tergiversación donde se confunde la potencia de ser con el acto de haber sido, se crean figuras retóricas peregrinas como la del concebido que están fuera de cualquier encaje jurídico, que no sea el de la baja edad media, y que solo responden a una mentalidad no ya antidiluviana, sino yo diría antiprecámbrica – de la era precámbrica..

Igualmente me preocupa la cada vez mayor criminalización de los parados. Cada día nos levantamos y oímos a alguien que se descuelga con unas declaraciones en las que claramente se demuestra que la gente que tiene la desgracia de estar parada, son unos inútiles y unos torpes y si están en esa situación es por que ellos se lo han buscado. Generalmente estas declaraciones salen de la boca de gente que en su vida ha dado un palo al agua, tertulianos, nobles, obispos o hijos de… que sin ningún tipo de empacho dicen frases como que ya que los parados están cobrando un dinero sin hacer nada a cambio, deberían hacer trabajos- colaboraciones las llaman- a favor de la comunidad para así devolver ese dinero, haciendo que un derecho ganado por el trabajador durante su vida laboral y en previsión a encontrarse en esa situación, hace falta recordar que todos los meses nos quitan una cantidad de dinero de nuestro sueldo por este motivo, sea visto como una graciosa concesión del poder hacia sus súbditos que deben de estar forma estar agradecidos y besar el suelo donde los agraciados dejan caer unas monedas en forma de limosna

Por otro lado y para terminar, que en caso contrario esto podría titularse este rollo como el “interminable lamento inacabado del Aulos cannes”, no quiero dejar de notar como se constriñe cada vez el derecho fundamental a manifestarse y protestar. Bueno seamos sinceros, que lo que de verdad ocurre es que este derecho solo se ve cercenado y vilipendiado en el caso de que la protesta no sea del agrado de nuestros próceres y gente de bien. Es por eso que esta permitido poner el grito en el cielo, clamar contra la ocupación de la calle, reclamar mano dura a la policía, anteponer como el mas sagrado de los derechos el poder ir justo por ese pedazo de calle por el que nunca circulo, pero que hoy casualidad de las casualidades era de vital importancia para mi cruzar para poder ir de compras, insultar a los manifestantes y presentarles como lo peor que le ha ocurrido a occidente desde la visita de Atila.

Aunque claro todos esto son miedos y neuras son propias de gente como yo, quizás como vosotros, pues ya sabemos que la gente de bien y orden, no solo las apoya y no las teme sino que esta totalmente a favor de ellas, ya que el mundo siempre ha sido así y todas las modernices del ultimo siglo nos han llevado a este sindios, donde todo se confunde y hemos confundido la libertad con el libertinaje y no se respeta ni lo mas sagrado, sea eso lo que sea. No se si es que estoy enfermo o que pero deseando que se reinstauren los diezmos, el derecho de pernada y la misa de comunión diaria amen del absolutismo, la esclavitud y el creacionismo y todo vuelva a ser la arcadia feliz que habéis echado a perder con vuestras reclamaciones, vuestros falsos derechos y vuestro ateismo.


Comentarios