TEATRO

Ayer junto con un grupo de amigos fuimos al teatro. ¿La obra? El jardín de Venus, basada en un libro de Samaniego, y en el que lejos de sus fabulas, nos refleja una serie de episodios mas o menos picarescos, galantes. ¿El motivo?, realmente nunca hace falta un motivo para acercarse al teatro pero ayer, a parte de ver la obra, la representación era para conseguir fondos para la ciencia Española.

Así mientras nuestros gobernantes nos venden eufóricos un día si y otro también, el fin de la crisis. La realidad tozuda ella, se niega a darles la razón y nos muestra descarnadamente la profundidad, yo diría abisal de este socavón. Cuando no es la penuria de científicos y centros de investigación que, con sus escasos y ralos medios se encuentran paralizados para realizar investigación de primera línea  y que hacen que la presencia española en los indicadores internacionales de calidad y presencia científica este en caída libre es, el despertarnos con la noticia según la cual un 25% - si una cuarta parte- de la población infantil de este país, pasa hambre y   se encuentra al borde de la desnutrición.

Así mientras cajas y bancos, rescatados con dinero público, nos muestran obscenamente eufóricos sus ganancias, más de dos mil millones de euros en el primer trimestre del año, ganancias que son convenientemente guardadas en sus cajas fuertes y de las que no se destina un céntimo a devolver lo adeudado,  la gente de a pie, la gente que no tiene trabajo y si lo tiene quizás es un trabajo por dos horas o es un trabajo agotador recibiendo a cambio  un salario insignificante, pero  eso si totalmente legal. La gente como digo sigue siendo desahuciada de su casa, aunque entre los desahuciados haya tres menores de corta edad.

Así mientras nuestros parlamentarios, europarlamentarios, reyes abdicados y reyes recién estrenados siguen encantados de conocerse, enfrascados en sus juegos de pseudo poder que no interesan a nadie es sus falsamente seguras torres y castillos de cristal, las personas de a pie, las que todos los días leen espantados el ultimo escándalo protagonizado por un prohombre de la patria y el ultimo chanchullo descubierto a una de las promujeres de la patria,   silenciosamente se va hastiando y rumiando su venganza, dispuestos a ganarles en su propio juego.

Por cierto la obra, muy divertida y simpática, realmente se hizo bastante corta  

 






Comentarios

Entradas populares de este blog

SEPIA CON SOBRASADA

REACCIONES