CONFESIONES A ALÁ

 



Ayer me invitaron al teatro. Fui al teatro Lara a ver una obra llamada Confesiones de Alá. Una obra dura, incluso muy dura, donde se nos cuenta la historia de una niña, una adolescente  musulmana de campo y como acaba casándose con un imán y a un paso del yihadismo.

En la obra vemos como la niña, aunque es claro que la niña es una representación de todas las niñas, en el mundo musulmán y mas si es rural y poco desarrollado, no son nada incluso menos que nada, son invisibles para el resto del mundo. Y decimos niñas por no decir mujeres. Hay una frase que comenta la protagonista que dice : ‘Ser mujer en una cultura islámica te convierte en invisible, no eres nadie; y sólo si tienes la suerte de ser madre, tendrás, al menos, el afecto de unos hijos'.


En la obra vemos como la niña crece y se transforma en joven y como su único objetivo es mantener su dignidad, que la respeten como mujer y si para ello debe prostituirse, no dudara en hacerlo. Una niña/mujer que ante el desprecio de la sociedad que la rodea, vuelve sus ojos a Alá. Un Dios que no la contradice, que no la obliga a vestir de determinada manera ni a comportase según entupidas y rígidas normas. Un Dios que en su silencio ayuda a nuestra protagonista a crecer como mujer y persona.

Mención aparte el trabajo de la actriz. Dos horas ella sola frente al público, donde vemos ante nuestros ojos como crece desde la niña inocente a la joven desengañada pero luchadora.     

Una gran obra. Quizás en algún momento sobre todo al final un poco panfletaria, pero me gusto.

Basada en la obra de la escritora marroquí Saphia Azzeddine  Confesiones a Alá,
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

SEPIA CON SOBRASADA

REACCIONES