Madrid (I)


Por todos es conocida la frase de “Madrid al cielo” dicho que comparto al 100 x 100, pero claro entre el momento de la venida y el momento de la ida, tenemos una vida que rellenar , una vida que deseamos llena placida y satisfactoria, y como puede ayudarnos Madrid en este cometido. Pues de mil y una manera. Aquí os dejo algunas sugerencias.

  • Averiguar porque hay una calle que se llama de los “dos amigos”  ¿Acaso era Madrid una ciudad gay friendly ya en el siglo XVII?

  • Como es que no se caen los edificios que componen Puerta Europa aka Torres Kio, si están mas inclinados que la torre de Pisa.

  • Averiguar en que línea del metro a partir de cierta hora de la noche se producen Flashing y encuentros sexuales entre estación y estación.

  • Escribir en busca del tiempo perdido, en la T4 mientras caminas a tu puerta de embarque desde la zona de control. Hacer un corolario al señor de los anillos si además tienes que ir al edificio satélite.

  • Preguntarte una vez que lo has conocido, porque no vas más a disfrutar del parque del capricho.

  • Pedirle a un taxista de buenas maneras que deje de tener sintonizada la Cope y que lo haga de buena gana.

  • Preguntarte si estas por AZCA, si alguna vez alguna de esas plazas, pasadizos,  calles y jardines fueron pisados por persona humana antes que tu.

  • Al ver un maravilloso atardecer en otoño no dejar de tener la sensación que los colores son por efecto de la contaminación, que irremediablemente acabara por llevarte al cielo antes de tiempo

  • Hacer un picnic en el parque Juan Carlos I. Si efectivamente ese parque existe. Solo tienes que buscarlo debajo de las estatuas que lo ocultan.

  • Andar por la Castellana, tramo entre Colon y Jose Abascal y preguntarte si la modernidad era eso.

  • Intentar averiguar porque la gente prefieres hacer el tour del Bernabeu y ver una foto de Del bosque, antes que el tour del Prado y ver un Cuadro del Bosco.

  • Averiguar que si no tiene mar porque la llaman, el rompeolas de todas las Españas

  • Distinguir entre cocina tradicional y modernidad en alguno de los nuevos restaurantes Madrileños
  •  Descubrir el motivo de que Madrid nunca duerma en Huertas, Chueca, Malasaña , Lavapíes. Moncloa, Avda Brasil, 4K y alguna otra zona. 

  •   Hacer un master en gintoniclogía en los trescientos mil garitos, garito arriba garito abajo,  especialidades en preparar gin tonic en las más exóticas formas. 
  •  Descubrir las estatuas del: el barrendero, de la primera mujer española universitaria, de varios niños y niñas además,  de la del  nieto de Antonio López.
  • ·         Sentarse en un banco y ver pasar a los caminantes. 
  • ·         Entrar por la cale ballesta detrás de la Gran Vía y ver que el infierno existe y esta al lado mismo del paraíso (consumista).
  • ·         Ir al Cine en la calle Martín de los Heros y a la salida hacerse un japonés de lo mas rico y barato 
  • El templo de Debob. Y ver la ruptura espacio temporal que se produce con la ciudad. 
  • ·         Ir a la cuidad universitaria y maravillarse de que el faro siga cerrado, tras unos 300 planes de hacer de el una atracción turística.
  • ·         Ir a la casa de Campo. Hacer caso omiso de lumis y chaperos y perderse por uno de sus innumerables caminos. Termina la tarde en una de las terrazas que dan al lago 
  • ·         Aprenderse de memoria la lista de reyes: godos, astures, leoneses y del primer conde de castilla que tienen su estatua en la plaza de Oriente.
  • ·         Adivinar que busto corresponde a Montezuma y cual a Atahualpa en las estatuas que adornar el techo del palacio Real.
  •   Pasar por delante de la Almudena y desear su demolición. Y además pensar que cualquier modo es el correcto
  • ·   Descubrir que increíblemente los reyes no viven en el Palacio Real. Ver la colección de stradivarius y pensar que no es para tanto (Sin haberlos oído nunca)
  •  Admitir que Picadilly  esta bien y que Times Square mola  pero que ninguna tiene unos neones como los del anuncio de Schewepps.
  •   Adivinar porque los madrileños son gatos.
  •   Pasar por la Gran vía y recordar todos los edificios perdidos. Desde el Madrid Rock hasta la cafetería Sahara pasando por los almacenes Madrid-Paris o la miríada de cines que una vez aquí existieron
  • Comer churros en San Ginés sabiendo que A) Es una turistada y B) no son los mejores churros de Madrid  pero sabiendo que  a las cinco de la mañana y  después de una noche de copas son los mejores del mundo
  • Empezar la noche con las pipas y el Blues de la Coquette y continuarla con el rock del Templo del Gato
  • Adivinar si es Oso u Osa el plantigrado que es junto al madroño el emblma de Madrid
  • Ir a las azoteas del nuevo ayuntamiento, del Circu8lo de bellas aretes, del Oscar roommate y sentirte por un instante el amo del mundo.
  • Vale no iremos al Prado pero  la Real Academia de San Fernando es una cita ineludible.
  • Volviendo a recordar que Madrid es una ciudad sin mar, comprender como el bocadillo de calamares ha llegado a ser una de las comidas oficiales de Madrid.
  •  Comprar lotería en Doña Manolita, a poder ser en fechas cercanas a Navidad y hacer una cola de dos horas 
  • Intentar descubrir donde esta  la segunda estatua dedicada al demonio que  existe en Madrid
  •  Saber en verano donde se vende la tradicional agua de Cebada.
  • Disfrutar de las terrazas, terrazas y mas terrazas.
  •    Ir al Rastro y dejar pasar la mañana antes de tomar un vermú.

 


Comentarios

Entradas populares de este blog

SEPIA CON SOBRASADA

REACCIONES