DOS DIAS


Dos días han pasado, y aún nada, así que aún sigo esperando. Imagino que llegar a Bagdad, no es tan sencillo como llegar a París, que es bastante más complicado y complejo y que también claro que el glamur de la capital francesa no es el mismo que el de la capital iraquí y eso también tiene su peso, pero yo sigo confiando y espero que en algún momento nos informen en directo sobre los efectos de atentado que tuvo lugar en una heladería de la capital iraquí,  tal como hicieron con el atentado de Paris, que nos informen de la evolución de los heridos, que nos muestren los rostros desolados de la gente, que nos muestren las filas de gente delante de la embajada de Irak para darles sus condolencias, de los mensajes que imagino ha enviado S.M. el rey, y el jefe de gobierno en funciones. Porque en caso contrario, pensaré y no me gusta ser mal pensando que todo no es más que  hipocresía y que realmente nos importa una mierda todo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SEPIA CON SOBRASADA