DOMINGO








Ayer por la tarde, mientras el Madrid ganaba su trigésima tercera liga, fue día de cosecha. Nos toco cosechar habas y tirabeques que ahora están en su momento de esplendor. Aparte de eso un paseo por el resto de la huerta para ver  cómo van el resto de cultivos, preciosas las alcachofas, y precioso el campo. Además de eso la huerta es el sitio ideal para a la caída del sol hacer un curso rápido de canto de aves. Eso si reconozco que no es la mejor ocupación-la de cosechar- si tienes algún problema en la espalda.

Comentarios